SENTIMIENTO CREMA

“más qUe Una pasión Un sentimiento”

Historia de un poema crema

Escrito por: Julio Solorzano Murga

Buenas Julio, como esta, no se si se acordara de mi, estuvimos una vez reunidos en la casa de Jorge Eslava a raíz del concurso de la U. Estoy por terminar un libro sobre la historia del club, y me interesa hacerle unas preguntas sobre el poema que escribió.
José Madueño

Carta al Poeta José Madueño.

José como tú sabrás yo trabajo en el hospital Gustavo Lanatta Luján de Huacho Essalud, ahí nos reunimos un grupo de hinchas cremas para pelotear los miércoles y viernes por la tarde, entre ellos, con Crispín Sotelo “Chamaco”, el chino Jesùs Del Valle, Rubén”Chicho” Aguirre, el Dr. Juan Liza, Dr. Armando Vásquez y el Dr. Guillermo Lobatón un Ginecólogo Huaralino más hincha de la U que cualquier otro. Un día que mi esposa estaba en el hospital Rebagliati haciéndose unos exámenes, mientras la esperaba sentado en una de la sillas afuera del consultorio, vi a un negrito que le pedía a su mamá un polo de la U que un vendedor ambulante estaba ofreciendo, cosa que ella le contestó ¡Estas Loco! será para que tu padre me mate. Al escuchar esto le pregunté a la fémina si su esposo era aliancista, y me contestó que sí. Fue entonces que me acordé del Dr. Lobatón, un día me contó que en su familia él era el único hincha crema, y sentado frente al consultorio escribí el Poema “QUEREDENBÚ NEGRITO DE LA U”.

Es todo un himno a los negros hinchas de la U aquí en Huacho, y pienso en el Perú entero. Hace año y medio me escribieron desde Chincha cuatro morenos identificados con mi poema y decidieron lucir con orgullo la Crema linda sobre sus pechos, (OJO son hijos de aliancistas)Yo soy morocho hincha de la U, Luís Alfredo mi hermano mayor aliancista, recuerdo una tarde de domingo me llevó a ver un clásico en el nacional a él le fascinaba las jugadas de Pitín Zegarra, Babalú Martínez, Perico León, Julio Baylón, el muerto Gonzáles, entre otros. Pasaban ya los cuarenta minutos de juego del primer tiempo, una veloz y magistral jugada del gran Kilo Lobatón sacó a relucir mi pasión por la U, al vencer el arco de Román Villanueva salté como loco celebrando el Gol crema. Rubén Correa al arco, Nicolás Fuentes, Pedro González, Héctor Chumpitaz, Luís La Fuente, Luís Cruzado, Víctor Calatayud, Roberto Challe, Enrique Casaretto, Ángel Uribe, Ronco Rodríguez, Suplentes de lujo, José Fernández, el chino Ríos, Pele Guzmán, Kilo Lobatón, Dimas Zegarra y el DT. Marcos Calderón. Año 1968.Cuando la barra crema festejaba en Oriente el triunfo, y todo el Perú vibraba de emoción por la jugadas celébrales de Challe y Cruzado, la habilidad del loco Casaretto, los centros tipo puñalada de Calatayud, el estilo a lo torero del cordobés Nicolás Fuentes, la velocidad del Ronco Rodríguez, la magia de Ángel Uribe y la picardía de Kilo Lobaton. Yo al lado de mi hermano entre tantos aliancistas festejaba el triunfo crema como si fuera el campeonato del mundo, mi hermano un tanto enfadado me dio un grito de esos con ajo mandándome callar la boca, pero fue inútil, a mis cortos nueve años ya sabia con toda certeza que mi pasión era ser crema. Total, mi hermano, universitario es un equipo de polendas. “Más que una pasión es un sentimiento”.

QUEREDENBÚ, NEGRITO DE LA “U”

Mi Queredenbú, mi Queredenbú¶
Cómo puede mi negrito
Ser hincha de la U,
Si nosotros somos de Chincha
Mulatos color betún
Donde todos bailan festejo;
¿Por qué Negrito pendejo
Me resultaste hincha de la U?

– Tu Queredenbú ser negrito inteligente,
Desde que estuve en el vientre de mamá
Ya sentía la corazonada;
Cuando escuchaba la guitarra y cajón,
Quise al nacer, no ser un negrito cagón.
La música negra es mi adoración
La llevo corriendo en mis venas
Pero la U,
¡La U está en mi corazón!

Mi Queredenbú, mi Queredenbú
Mi terroncito de chocolate;
Hoy mi corazón me late
Y me dice que en ti no hay engaño;
Dejaré de lado mis regaños
Pues he visto con el paso de los años,
Que así como tú, hay negritos merengues
Hinchas de la U,
Por todo el Perú.

fte: http://juliosolorzano.blogspot.com/2009_08_01_archive.html

mayo 12, 2010 Posted by | especiales, historia, notas, Uncategorized | , , , | 6 comentarios

El Betito Carranza: “El gol más importante de mi vida lo hice en Pasco”

Buenos Aires.. Por Guillermo Oshiro
Enviado especial

¿Te recuerda algo el 25 de junio del 2000? “¿Será la fecha del gol?”. La primera pregunta, la de cajón, no podía ser otra. La respuesta del Beto Carranza tampoco. A punto de cumplirse 10 años de “el gol” en Cerro de Pasco, aquel del carrerón y el que le dio el título a la ‘U’, “Trapito” intuye que su obra maestra sigue vigente en la cabeza del peruano futbolero. Sabe que el tema recurrente cada vez que asoma el rostro será esa conquista que, gracias a You Tube, se mantiene “joven” aunque pasen los años.

“Me marcó mucho, jamás imaginé que iba a tener tanta repercusión hasta el día de hoy. Más allá del hecho fortuito que me tocó a mí hacer ese gol, no puedo creerlo, es demasiado. Sinceramente no pensé que la gente lo tenía tan presente hasta que viajé la última vez al Perú y cuando empezó todo esto del Facebook. Ahí me mandan mensajes y me hablan todo el tiempo del gol. Me sorprende muchísimo”, explica en su apacible hogar en Villa Urquiza.

El Beto colgó los chimpunes hace 5 años, pero bien pudo hacerlo hace 10, después de Cerro de Pasco. De ese gol podía haberse alimentado el resto de su vida. Ahora, con 37 años y metido de lleno en la representación de jugadores —“ojalá me llamen del Perú para mandarle jugadores”—, está igualito de delgado, no llega a los 70 kilos y el tiempo parece haberse detenido para él, si hasta su memoria recuerda sin esfuerzo cada escena de “el gol” como si hubiese pasado ayer.

“Había jugado en la altura, pero solo tenía referencias de Cerro de Pasco por los comentarios de mis compañeros. Todos coincidían en que era un lugar difícil, y así lo fue. Fuimos en avión, no recuerdo hasta dónde, pasamos la noche ahí. El día del partido fuimos una hora en micro y ya en el camino vas sintiendo la altura. Durante el partido, a mí me habían llamado para ingresar un poco antes, pero le comenté al “profe” Octavio (Manera, el preparador físico): “No puedo cambiar de aire, dame cinco minutos más”. Después entré y la historia es conocida. Convertí un penal y después vino el gol”.

Tan recordado como la jugada en sí también fue el final de la escena, con Carranza “ahogado” tras la celebración alocada. “Acá mis amigos se ríen mucho de la parte cuando me ponen el oxígeno. Es vergonzoso. Yo seguí corriendo por inercia. Si no estaba la alambrada, no sabía dónde iba a parar. Lo peor es que cuando vinieron todos los muchachos a festejar me taparon y no se dieron cuenta de que yo no podía respirar”.

La estancia del Beto en la ‘U’ fue corta, ni siquiera llegó el año. Pero sus 15 segundos de gloria a 4.380 de altura cambiaron lo efímero por lo eterno. “Fueron muchos factores que influyeron para que todavía esté presente. El lugar donde se jugó, la necesidad de ganar de la “U” para ser campeón Fue la tarde soñada”.

No necesita un DVD con “el gol” para inmortalizarlo. Los hinchas de la “U” se lo recuerdan a cada rato —“incluso hasta cuando jugué en Escocia y superé la barrera del idioma me preguntaban por el gol”— y él no cabe de felicidad. Dice que, como todo en la vida, los momentos pasan, pero una obra como la suya es imposible de olvidar.

“A mí siempre me tocó jugar en clubes grandes. Lo hice en Argentina —de los cinco grandes solo le faltó River— y en el más grande del Perú. Pero de todos los tantos que marqué, el más especial lo hice en Cerro de Pasco”.

No se marchó contento con su rendimiento —“pude dar más”—, también le faltó jugar oficialmente en el Monumental. Pero ya está. Después de “el gol”, no hay dudas de que la relación de Carranza con la ‘U’ será eterna. “¡Si hasta el apellido me ayudó!”.

abril 19, 2010 Posted by | especiales, notas | , , , , | 1 comentario

Feliz Aniversario, 7 de agosto de 1924 desde entonces la vida transcurrió más feliz.

Feliz aniversario “U” querida, feliz aniversario hincha crema…

agosto 7, 2009 Posted by | especiales, historia | , , , , | 5 comentarios

¿Qué fue de la redecilla y la camiseta de Lolo?

Por Mauricio Gil Ballón.

Hay objetos que vencen a la muerte. Se desprenden de la condición perecedera de sus dueños y persisten por sí mismos, pero siempre bajo el cuidado de un nuevo guardián: un cazador de recuerdos, un coleccionista, un hincha del fútbol. Objetos que aún mantienen la energía del tiempo, el acontecimiento perdido y los vestigios de vida que les dio un nuevo significado. Por eso, una redecilla para la cabeza o una camiseta raída de franja roja pueden ser mucho más que un material fibroso y tela de algodón. Sobre todo si fueron de Teodoro “Lolo” Fernández.

Solo la “U” podría ser la dueña si no fuera él. Jorge “Chupo” Arriola es rotundo: de no tener las piezas, solo el club sería digno de conservar las extensiones de Lolo. No habría otra persona o lugar capaz de resguardar aquella mínima prenda, hoy símbolo crema irrefutable, que el delantero se colocaba en la cabeza para jugar. La misma que usó para despedirse del fútbol y anotarle 3 goles al compadre rival —nunca enemigo—, mientras Arriola presenciaba por primera vez la potencia de su juego. Era el 30 de agosto de 1953, y “Lolo” dejaba la “U” tras 23 años. Recién, lejos de las canchas , con dolores en la cadera y desconfianza para los extraños, se desprendería de su redecilla. El que fuera un niño en las tribunas en ese partido contra Alianza Lima en el Estadio Nacional, extendería las manos y recibiría la gratitud del gran “Cañonero”. Hasta hoy, es el único afortunado.

Arriola es socio crema desde hace 55 años. Construyó con andamios de paciencia la amistad con Lolo. Tras volver del Mundial de España 82, le realizó un homenaje en el estadio de Breña y recaudó 10.000 soles para que se operara en Miami. “Para ti, hermano”, le dijo Lolo en su quinta de Lince. El “Cañonero” se probó por última vez su redecilla, 30 años después de su despedida, y se la regaló. Sería en esa pequeña casa de General Córdoba donde Fernández le contaría que la selección viajó en barco a los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. Y que no pararon de entrenar los veinticinco días que duró la travesía en altamar. Luego vendría la goleada de 7 a 1 contra Finlandia y la difusa historia del partido contra Austria. En total, el “Cañonero” hizo 6 goles. Su entrega y eficacia no descendía con la blanquirroja.

Hoy, esa camiseta está enmarcada en el restaurante Estadio, en la plaza San Martín. Firmada por Lolo, con pequeños agujeros en la parte inferior y casi como un ícono religioso, cuelga de una de las paredes. Teodoro “Prisco” Alcalde, olímpico del 36, se convenció que la prenda de su compañero de selección estaría a salvo con Arriola, quien solo la prestó al restaurante. Tiene la condición de devolución.

El “Chupo” no sabe qué rumbo tomarán las prendas. Primero deberá saber su propio destino. Pero entiende que tiene objetos que vencieron al tiempo y que jamás podrán ser igualadas por mercancías de tienda, clones uniformes. La camiseta y la redecilla rezuman el sudor y la energía de vestuario; son dos piezas irrepetibles que reflejan el pasado y explican el poder de Lolo.

Es que mañana, también es su aniversario. Y dale “U”.

fte:  http://www.elcomercio.com.pe/noticia/324099/que-fue-redecilla-camiseta-lolo

agosto 6, 2009 Posted by | especiales, historia, Relatos | , , , , | 4 comentarios

“MES CREMA”

agosto 4, 2009 Posted by | especiales, historia, imagenes, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

HISTORIA DE UNIVERSITARIO (audio)

 

Programa Y DALE U por Radio Ovación

julio 25, 2009 Posted by | especiales, historia | , , , , , , | 1 comentario

Jose Luis Carranza “El Puma”

Nota publicada el lunes 26 de diciembre de 2005 en el diario El Comercio edición  impresa pag. 14-15. Con relación a la despedida de José Carranza.

Y N DÍA SE FÉ

El flaco, el tío, díganle como quieran, pero siempre será el “Puma”, José Luis Carranza Vivanco. No fue un dotado con la pelota, es más, no es por ello que se le recuerda. Fuerza, garra, entrega, sudor y mucho de eso que ponen las aves fueron partes de sus características. Nadie le puede discutir nada. Lo dio todo por la crema y todo lo que tenga que ver relacionado a ella. Se puso el equipo en su espalda cuando más lo necesito y todos se lo agradecen y lo valoran.

Nunca tuvo dinero. Su padre, justo antes de morir. Le regaló, con mucho esfuerzo, su primera pelota cuando tenía 11 años. Él no hacía nada más que patearla todo el día, sin imaginarse que algún día iba a salir de su barrio del Rímac y del colegio Ricardo Bentín para convertirse en el ídolo crema de los noventa.

En sus 19 años con la camiseta de niversitario fue amigo, jugador, asistente, hincha, utilero , hasta dirigente, el representante de todos. Nunca dejó a los suyos a un lado si los tenía que recoger y dejar a cada uno en sus casas lo hacía. Si alguien no tenía para comer, él se lo llevaba a almorzar. Si querías un consejo, a pesar de su poca prolijidad con el habla, estaba siempre para darte las palabras precisas, tan certeras como LA ES LA o una carajeada, ahí estaba, nunca falló. Lealtad es lo que más valora. Fidelidad es lo que más pregona.

Sin embargo, lo que quedará grabado en su último año con la camiseta del club de sus amores será la indiferencia. Los dirigentes de turno no supieron tratarlo como se merecía. Malos manejos del club y maltrato hacía el capitán hicieron que él no pueda cumplir uno de sus sueños: irse campeón. Pero lo que nadie le quitará es el dulce sabor de haber ganado su último clásico, el numero 61. Nada menos que en la cancha de Matute, un 22 de diciembre. Sí como el número de su camiseta.

Hasta luego

Este año fue su despedida. Ese 6 de abril de 2005 fue el día. Nadie en especial los hinchas de la “ “, olvidará esa noche: nada que envidiarle a otras y digna de un ídolo. Estadio monumental lleno, lágrimas en los miles de espectadores, no se podía creer, se iba y lo hacía para siempre, nunca más tocaría un balón en un partido oficial, nunca más veríamos la jugada del desprecio, nunca más daría la vuelta con la , Nunca más. Pero siempre estará en esa banderola que se posa sobre Norte al lado de Lolo. Nadie lo sacará, nadie se atreverá. El día que ya no esté ahí, será por que estará en una más grande, como lo que es, un grande.

604 partidos oficiales jugados con la merengue y 55 con la selección. Logrando un record en el fútbol peruano de un jugador con una sola camiseta, siempre con la .
También tiene la marca de más clásicos jugados 61. A la vez no hay nadie que haya ganado más títulos nacionales que él: 7. Dos bicampeonatos y un tricampeonato. Dándose el lujo de dar la vuelta olímpica con sus mejores amigos, José Guillermo Del Solar y Roberto Martinez, con ambas en distintas épocas. Jamás quiso sacarse la chompa, esa 22, la misma que le prometió a Jorge Nicolini no quitarse. Y cumplió.

Esa noche se juntaron los amigos del “ Puma”. Viejas glorias concentradas en una sola cancha y unidos por un solo sentimiento. Jorge Amado Nunes, Marcelo Asteggiano, Roberto Martinez, Juan Carlos Zubzuck, Gustavo Grondona, José Guillermo del Solar, Germán Leguía, Oscar Ruggeri, Juan Reynoso, estuvieron ahí para rendirle un tributo a aquel flaco que debutó en la copa libertadores de 1986 dirigido por Marcos Calderón frente al Bolivar en la Paz y culminó su carrera en el 2004 frente al Wanka, en donde se dio el lujo de anotar un penal con el tiro del desaprecio.

Algunos lo toman como una osadía, pero, sea así o no , José Luis Carranza es el único jugador que ha podido ser comparado con el ídolo crema más grande de la historia : Teodoro “Lolo” Fernández. Nunca le fue infiel a la camiseta en una época donde el dinero vale más que el corazón. Jamás rompió redes, ni mucho menos travesaños, tampoco le hizo tres goles a Alianza en su despedida, pero, una cosa sí es verdad: su cara está al lado de la de “Lolo” en la bandera de la popular. Y eso nadie se lo puede quitar.

Durmió, vivió, sufrió, comió, lloró, rió por casi siete años debajo de las aventajadas tribunas del Lolo, eso no lo borra nadie. Tampoco todas las alegrías que le dio a la hinchada de la . Solo hay que cerrar los ojos y ver otra vez las lágrimas del “Puma”, esas que están sobre el césped de Ate, esa que lograron emocionar a los presentes y esas que quedarán grabadas en la memoria del hincha crema. Se fue el “Puma”, aunque siempre estará en nuestros corazones.

“GRACIAS PMA”

junio 1, 2009 Posted by | especiales, los futbolistas, los más queridos, Relatos | , , , | Deja un comentario

SEMBLANZA DE “LOLO”, POR ELOY JÁUREGUI

Resumen tomado del libro “Usted es la culpable” (*), escrito por Eloy Jáuregui (**), historiador, escritor, profesor universitario y apasionado del fútbol; pero sobretodo, crema de corazón.

La luz en Hualcará

Don Tomás Fernández fue un hijo de andaluz legítimo e hizo familia con doña Raymunda Meyzán, hermosa cañetana, afincándose en la hacienda Hualcará, a unos palmos de San Vicente, al sur de Lima. Como buen sevillano, don Tomás quiso tener hijos de trabajo y de bien, por eso, aunque humilde, obligó a sus muchachos a estudiar y hacerse de profesión con dignidad.

 

“Lolo” fue hijo de don Tomás. El más apacible, el que más se esforzaba por ayudar a su vieja. Desde niño, ya “Lolo” trabajaba en las faenas del campo y sabía lo que era ganarse un jornal, sabía lo que era llegar con el cuerpo cansado, sabía cuán difícil era mantener el pellejo limpio de polvo y paja. Estudiaba y trabajaba y aprendía a ser recto en los usos de la vida. En esos predios, polvorientos y bucólicos, el tiempo vio crecer un hombrecito de carácter, y ya adolescente, a un tipo trejo y de vasto corazón.

 

En Lima comprendió eso de las clases sociales; eso de las desigualdades, eso que debía a los pobres y los ricos. Y siguió estudiando en la “Residencia de estudiantes”, un colegio de baja estofa pero que quedaba muy cerca a la Av. Salaverry.

 

Para los deportes fue un superdotado porque le entraba franco a cualquier jugada y en números tenía sus secretos, ciertas fórmulas para despejar entuertos. Lima era ya una ciudad caldurienta, forjando dolores para aquel parto social incontenible. “Lolo” asimiló las esencias de ese amanecer.

 

Arturo, su hermano mayor, ya era un famoso zaguero salido del Ciclista Lima, que fue contratado por Universitario de Deportes. El club estudiantil coqueteaba con el profesionalismo porque era la institución de los blancos, de los de arriba, de la enclenque burguesía nacional, que sea dicho de paso, no consideraba al fútbol su deporte, por eso de juntar sudores con tanto cholo y tanto zambo. Para eso estaba el cricket o el tenis. ¡Fo! exclamaban las limeñas cuando un infeliz decía que era futbolista.

 

Peor fue Arturo, quien ya se pituqueaba en salones y confiterías, amigote de los Galindo, los Astengo, los Denegri. Fue Arturo el que llevó a “Lolo” a la “U” para que desde esa vez tiñera su corazón de crema. Pero el fútbol no era todo en la vida de ese joven cañetano. “Lolo” dejó el colegio y tuvo que trabajar. Primero de vendedor de botica, después de mecánico, luego en fresas y tornos. Con lo que se ganaba se hacía presente en la casa de don Tomás, el resto era para los libros, siempre quiso saber cómo se construían los radios, sobre todo aquél que entonaba la polka: “Joselito, José Gómez se llamaba…”. La “U” le brindó la casa de la Av. Arequipa donde se tenía que madrugar para entrenar y “Lolo” entendió que mantener ese status era una cuestión más de guapeza que de habilidad con la pelota.

 

Entonces llegaron los primeros goles, y lo tuvieron que correr al centro porque de puntero derecho hacía temblar a los tranvías que cruzaban el Paseo de la República. “Qué patadón, qué molleja” suspiraba la fanaticada y “Lolo” picaba como una centella, corría todas las pelotas y le daba con los dos pies a la triste pelota que con las justas terminaba los partidos con vida.

 

En el viejo Estadio Nacional, la tribuna norte se convirtió en patrimonio de la barra de la “U”, conforme “Lolo” le pegaba y le pegaba al balón, y gritaban y gritaban los goles de ese hombre hecho de extraña mezcla de jebe, roble y acero. Hombre que usaba una redecilla para sujetar el cabello y conservar la línea. Hombre que portaba suspensor hasta el pecho y que cuando le iba a dar a la pelota hacía pegar la punta de su botín “Mayurí” varias veces contra el piso y ¡cataplún” venía el misil.

 

“Lolo” jugó hasta los 40 años y se despidió goleando al Alianza Lima. Después pasó a trabajar a la aduana y se jubiló con un sueldito regular. Te queremos. “Lolo” y que ninguna pesadilla te arrebate. Si hasta te pareces a César Vallejo.

 [*] Resumen tomado del libro “Usted es la culpable”. Editorial Norma. Segunda Edición. Bogotá 2005.

[**] Eloy Jáuregui es escritor y profesor de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Lima.

fte: www.universitario.pe

mayo 21, 2009 Posted by | especiales, los más queridos | , , , | Deja un comentario

TRIBUTO AL MÁS GRANDE: 96 AÑOS DEL NACIMIENTO DE “LOLO”

Hoy 20 de mayo se cumplen 96 años del nacimiento de quien se ganó a punto de goles, entrega y coraje la condición de máximo ídolo en la historia de nuestro querido club: “Lolo” Fernández.

Fue un día como hoy, en 1913, que nació en la hacienda Hualcará de Cañete quien representa con su inmensa figura el símbolo histórico de nuestros casi 85 años de vida: Teodoro “Lolo” Fernández Meyzán.

“Lolo” empezó a recorrer su camino hacia la inmortalidad a los 18 años de edad, cuando un 29 de noviembre de 1931 debutó en un partido internacional ante Deportivo Magallanes de Chile. Fueron 23 años ininterrumpidos de goles inolvidables, títulos, redes rotas y un amor imperecedero por la única camiseta que vistió en su vida: la crema. Un amor que incluso le hizo rechazar cheques en blanco que le ofrecían clubes del extranjero. Eran otros tiempos. Eran tiempos del sentimiento genuino que otros no podrán entender jamás.

“Lolo” es el goleador histórico del club con sus 156 goles en 23 temporadas. Obtuvo los títulos nacionales de 1934, 1939, 1941, 1945, 1946 y 1949. Fue máximo goleador peruano en 1932, 1933, 1934, 1939, 1940, 1942 y 1945.

Y en las difíciles se hacía más grande. Nadie hizo más goles que él en los clásicos. Fueron 29 goles ante el eterno rival, coronados con la inolvidable tarde del 31 de agosto de 1953, cuando “Lolo” se despidió del fútbol anotando tres goles en un clásico y recorrió sus últimos minutos en una cancha de fútbol cargado en hombros. Era el tributo de un pueblo a quien dejó el alma por la camiseta que siempre amó.

Se despidió el futbolista pero nació la leyenda, aquella capaz de erizarnos la piel con la sola mención de su nombre. Y nos acompañó hasta que un 17 de septiembre de 1996 Dios decidió llevárselo para que siga haciendo goles en el cielo.

Hoy festejamos su cumpleaños, talvez no esté físicamente junto a nosotros en las celebraciones, pero estará en nuestros corazones y en nuestro recuerdo. Hoy festejamos los cremas en la Tierra, mientras que Dios festeja con él en el cielo, y todos a un solo coro le diremos al ídolo eterno: ¡Feliz Cumpleaños!

mayo 21, 2009 Posted by | especiales, los más queridos | , , , | Deja un comentario

TRINCHERA NORTE ¡ 20 Años de pasión !

La emblemática Trinchera Norte cumple hoy 20 años de vida y sentimiento, de seguir y apoyar a Universitario y de pintar de crema los estadios del Perú y el mundo.

En un pueblo al norte de Lima, un 9 de noviembre de 1988, tres jóvenes fanáticos del club Universitario de Deportes concibieron la simiente de algo que con el tiempo congregaría a miles de hinchas cremas y provocaría un fenómeno social nunca antes visto en el país.

Se fundó la barra Dale (U) Norte, en la actualidad Trinchera Norte, la Barra popular de Universitario de Deportes. Desde aquella tarde es habitual ver siempre este grupo de muchachos que con el correr de los tiempos comenzó a crecer y se convirtió en la barra más importante y numerosa del Perú.

A donde vaya Universitario, ahí están ellos, siempre, en las buenas y malas; alentando con cánticos que hace estremecer los estadios del todo el mundo y llevando el sentimiento del pueblo crema.

La barra se formó para alentar a Universitario y todos aquellos que quisieran ser sus soldados en la tribuna tenían que dejar la garganta en los noventa minutos del partido. Poco a poco empezaron a llegar también: el primer bombo de color rojo, la primera bandera oficial en la popular, el primer viaje a provincia, etc.

Todo se formó por amor a Universitario: el aliento, el espectáculo con papel picado, el humo de color rojo y las banderas que empezaron a llenar la tribuna: “Testigo de una pasión”, “Preso de un sentimiento”, “Soy vida pasión y muerte, soy de la U”, y tantas otras más.

Hablar de Norte es también recordar la revista Pasión Popular, revista radical del hincha crema, su pluma llena de adrenalina crema era esperada con ansias por todos aquellos hinchas tribuneros que compartían la mística de ser una sola familia y de cultivar el aliento a nuestra amada “U”.

Recordar aquellos primeros momentos de la popular, es recordar también los nombres de aquellos que le dieron vida: el Cuervo, Ríos, Picon, El Chino Campos, Hulk, Carnero, Jaramillo, Torrealba, Curay, Foreman, Pallet, Doberman, Chapulin, Metal, La Galleta, Chaveta; y también a Los Fúnebres, el primer grupo formado en Norte.

Y por supuesto, tenemos también que recordar a los que ya no están con nosotros: Misterio, Rukely, Moticuco, Sinho, Chicho; ellos desde el cielo también cantan y alientan en cada partido que la “U”.

La Trinchera Norte creó un estilo propio, que luego quiso ser imitado por los eternos rivales, pero nunca pudieron hacerlo, no llegaron ni tan siquiera a los talones de nuestra gran hinchada.

¡ Felicidades Trinchera Norte y sigamos de la mano por el camino del éxito juntos !

¡ 20 Años de pasión !

¡ 20 Años de pasión !

¡ 20 Años de pasión !

noviembre 11, 2008 Posted by | especiales | , , , | 64 comentarios