SENTIMIENTO CREMA

“más qUe Una pasión Un sentimiento”

Jose Luis Carranza “El Puma”

Nota publicada el lunes 26 de diciembre de 2005 en el diario El Comercio edición  impresa pag. 14-15. Con relación a la despedida de José Carranza.

Y N DÍA SE FÉ

El flaco, el tío, díganle como quieran, pero siempre será el “Puma”, José Luis Carranza Vivanco. No fue un dotado con la pelota, es más, no es por ello que se le recuerda. Fuerza, garra, entrega, sudor y mucho de eso que ponen las aves fueron partes de sus características. Nadie le puede discutir nada. Lo dio todo por la crema y todo lo que tenga que ver relacionado a ella. Se puso el equipo en su espalda cuando más lo necesito y todos se lo agradecen y lo valoran.

Nunca tuvo dinero. Su padre, justo antes de morir. Le regaló, con mucho esfuerzo, su primera pelota cuando tenía 11 años. Él no hacía nada más que patearla todo el día, sin imaginarse que algún día iba a salir de su barrio del Rímac y del colegio Ricardo Bentín para convertirse en el ídolo crema de los noventa.

En sus 19 años con la camiseta de niversitario fue amigo, jugador, asistente, hincha, utilero , hasta dirigente, el representante de todos. Nunca dejó a los suyos a un lado si los tenía que recoger y dejar a cada uno en sus casas lo hacía. Si alguien no tenía para comer, él se lo llevaba a almorzar. Si querías un consejo, a pesar de su poca prolijidad con el habla, estaba siempre para darte las palabras precisas, tan certeras como LA ES LA o una carajeada, ahí estaba, nunca falló. Lealtad es lo que más valora. Fidelidad es lo que más pregona.

Sin embargo, lo que quedará grabado en su último año con la camiseta del club de sus amores será la indiferencia. Los dirigentes de turno no supieron tratarlo como se merecía. Malos manejos del club y maltrato hacía el capitán hicieron que él no pueda cumplir uno de sus sueños: irse campeón. Pero lo que nadie le quitará es el dulce sabor de haber ganado su último clásico, el numero 61. Nada menos que en la cancha de Matute, un 22 de diciembre. Sí como el número de su camiseta.

Hasta luego

Este año fue su despedida. Ese 6 de abril de 2005 fue el día. Nadie en especial los hinchas de la “ “, olvidará esa noche: nada que envidiarle a otras y digna de un ídolo. Estadio monumental lleno, lágrimas en los miles de espectadores, no se podía creer, se iba y lo hacía para siempre, nunca más tocaría un balón en un partido oficial, nunca más veríamos la jugada del desprecio, nunca más daría la vuelta con la , Nunca más. Pero siempre estará en esa banderola que se posa sobre Norte al lado de Lolo. Nadie lo sacará, nadie se atreverá. El día que ya no esté ahí, será por que estará en una más grande, como lo que es, un grande.

604 partidos oficiales jugados con la merengue y 55 con la selección. Logrando un record en el fútbol peruano de un jugador con una sola camiseta, siempre con la .
También tiene la marca de más clásicos jugados 61. A la vez no hay nadie que haya ganado más títulos nacionales que él: 7. Dos bicampeonatos y un tricampeonato. Dándose el lujo de dar la vuelta olímpica con sus mejores amigos, José Guillermo Del Solar y Roberto Martinez, con ambas en distintas épocas. Jamás quiso sacarse la chompa, esa 22, la misma que le prometió a Jorge Nicolini no quitarse. Y cumplió.

Esa noche se juntaron los amigos del “ Puma”. Viejas glorias concentradas en una sola cancha y unidos por un solo sentimiento. Jorge Amado Nunes, Marcelo Asteggiano, Roberto Martinez, Juan Carlos Zubzuck, Gustavo Grondona, José Guillermo del Solar, Germán Leguía, Oscar Ruggeri, Juan Reynoso, estuvieron ahí para rendirle un tributo a aquel flaco que debutó en la copa libertadores de 1986 dirigido por Marcos Calderón frente al Bolivar en la Paz y culminó su carrera en el 2004 frente al Wanka, en donde se dio el lujo de anotar un penal con el tiro del desaprecio.

Algunos lo toman como una osadía, pero, sea así o no , José Luis Carranza es el único jugador que ha podido ser comparado con el ídolo crema más grande de la historia : Teodoro “Lolo” Fernández. Nunca le fue infiel a la camiseta en una época donde el dinero vale más que el corazón. Jamás rompió redes, ni mucho menos travesaños, tampoco le hizo tres goles a Alianza en su despedida, pero, una cosa sí es verdad: su cara está al lado de la de “Lolo” en la bandera de la popular. Y eso nadie se lo puede quitar.

Durmió, vivió, sufrió, comió, lloró, rió por casi siete años debajo de las aventajadas tribunas del Lolo, eso no lo borra nadie. Tampoco todas las alegrías que le dio a la hinchada de la . Solo hay que cerrar los ojos y ver otra vez las lágrimas del “Puma”, esas que están sobre el césped de Ate, esa que lograron emocionar a los presentes y esas que quedarán grabadas en la memoria del hincha crema. Se fue el “Puma”, aunque siempre estará en nuestros corazones.

“GRACIAS PMA”

junio 1, 2009 - Posted by | especiales, los futbolistas, los más queridos, Relatos | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: