SENTIMIENTO CREMA

“más qUe Una pasión Un sentimiento”

Cuatro claves de la “U” campeón

Impresionante el Monumental y merecido el título del Apertura para Universitario de Deportes, de lejos, el mejor equipo del torneo peruano. Si bien siempre el que alza la copa es el mejor, quiero resumir rápidamente en cuatro los puntos más altos de esta ‘U’ campeona.

1. Donny Neyra. Nadie tenía al volante como goleador y al final terminó marcando más que el ‘Vagón’ Hurtado y ‘Malingas’ Jiménez. Nadie lo tenía como fino asistente o –como decíamos antaño–, como prolijo habilitador de ‘pases-gol’, y Neyra mató también ese mito: se cansó de cruzar pelotazos, de meter puñaladas y de gritar goles de otros como suyos propios. Nadie lo dada como volante ofensivo, como generador de fútbol, y el ‘Bidón’ les robó el show a Montaño, le ganó la pulseada final a Lobatón y fue más para su equipo que el mismo ‘Chorrillano’ Palacios. Amén de haber dejado bien sentado a un prócer del talento como lo es el colombiano Mayer Candelo.

Premio para Donny Neyra y premio para Ricardo Gareca que –magia, floro o golpe mediante– convirtió a un anónimo en la figura de un devaluado torneo nacional, pero figura al fin.

2. Raúl Fernández. Su altura impide confundirlo con estos chibolos que aparecen en las miniseries y cantan cumbia y captan diarios y portadas. Lo suyo es atajar y mediante ese oficio ha conseguido igual figuración. El arquero de Universitario ha atajado, para mí, a un nivel de 8 puntos. Casi siempre. Tiene un promedio de dos pelotas de gol salvadas por partido (de esas que no llegan a ser goles porque el arquero fue el que los evitó, y no el delantero el que lo erró). Salta bastante, sale a buscar la pelota con seguridad y corre más que cualquier otro golero del Apertura: tiene un excelente trabajo de piernas.

Si alguien se anima a elaborar el once ideal del torneo, el casillero para el número 1 es para el chico Fernández, un apellido histórico en Odriozola que era sinónimo de marcar goles, que hoy, en Ate, los evita.

3. Ricardo Gareca. No arrancó bien el equipo: tuvo dudas y ganaba casi sin convencer. Encima no anotaba goles y los que había despedido (Vasallo, González Vigil y Fano se cansaban de salir en las fotos). Hasta que le encontró el puesto a Neyra, afinó el trajín de Miguel Torres y Jesús Rabanal y su equipo comenzó a ganar en casa y afuera. Le ganó a Cristal con un golazo de Neyra y se quedó con el clásico, lo que demostró que el equipo confiaba en sí mismo. Su virtud, cuando todos lo daban como el gran candidato hace dos meses, Gareca echó agua y trabajó la cabeza de sus dirigidos. Mesura y buen fútbol es una mezcla no muy común por estos lares, pero que merecen un aplauso.

4. Reiner Torres y Toñito González. Dos que corren a todos y el doble que sus compañeros. Especialistas en pisarle los cayos a los rivales, la dupla de contención crema cumplió con creces en el Apertura, más aún cuando el ex Cristal se recuperó de la lesión. Ahí la ‘U’ agarró equilibrio y los laterales-volantes-delanteros llamados Miguel Torres y Rabanal tuvieron algo más de libertad. Recuerdo el gol en Huaraz y esa imagen sirve como ejemplo: siempre hubo uno de ellos por una de las bandas o bien entrando como segundo delantero. Palmas para los cuatro, en realidad.

Con seguridad, cremas y no cremas tendrán mucho por decir.

FTE: DEPORTADO.

julio 5, 2008 - Posted by | Análisis | , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: