SENTIMIENTO CREMA

“más qUe Una pasión Un sentimiento”

Las 2 caras…

La idea de la tela asomó en una previa de bar de un grupo de Norte antes de un partido en el Nacional. Sería el 98 cuando empezaron a darle vueltas al concepto de la bandera homenaje. Hacer un lienzo gigante como gratitud y eterna presencia a lo mas puro de esta sangre, a la fidelidad extrema, radical. Hubo muchas complicaciones con el tema, de arranque la pureza de los implicados fue lo primordial. El acercamento a camisetas enemigas descartaba de plano a enormes del club como Toto Terry, Leguía y Chumpitaz. Se llegó a un consenso donde la gratitud primó por pureza de camiseta, fanatismo y entrega. Pero el boceto por esos años quedo solo en eso.

Llegaban los descuentos del  año 2000 y en el aire de Lima se respiraba intensamente a Universitario de Deportes, estabamos a puertas del Tri. Dos retazos de tela fueron la excusa perfecta para hacer realidad la idea que voló por sus mentes años atrás. Contactaron con ese queridísimo barrista de la Trinchera que ya era conocido por su graffiti de Lolo en el viejo estadio de Breña, y que plasma también hace muchos años ya muros, banderas y lo que se pone a su paso con imágenes que resumen la Cultura de Universitario y su pueblo. Le presentaron la idea del lienzo y le gustó. A la confección se le puso más que cariño. Fue la primera bandera que uso ganchos en lugar de pitas para aferrarse al alambre buscando estirarse mas. Hubiera sido mejor toda del color de nuestra camiseta pero la imaginación de alguien fue a cuadros y quedó con esa particularidad.  
Un artista, y seis manos a pincel surcaron toda la noche la tela de tonos rojos, melones, naranjas y Cremas para que las figuras y los detalles aparecieran con el correr de las horas, cuando el sol abría un nuevo día. No tuvo mejor suerte para escoger lugar y fecha de nacimiento: la oficina de la revista Pasión PopUlar en el jirón Ica, bastíon de la literatura de la hinchada radical de la U. Los colores se impregnaban en el paño con el amor y huevo que le pusieron los muchachos. Fue exactamente la madrugada previa al partido casi definitorio con los pavos por el Tricampeonato en el Monumental. Se termiría de secar en el mismo alambre mientras Portilla anotaba de potente disparo en el arco sur a más de veinte metros y prácticamente sellaba el Tri histórico del año 2000. El lunes la bandera era contraportada de la revista El Gráfico perU resaltando el homenaje al idolo, al guerrero querido y a la belleza del lienzo. Mejor debut imposible.
La tela fue una de las precursoras en la lucha inicial por el alambre de sentimiento. Se ganó su sitio en casa y fuera -a pesar de ser una bandera de grandes dimensiones- a punta de presencia en todas las canchas, literalmente. Siempre en la mochila bien pegada a la espalda.  
Tendría un inicio mas que guerrero y estuvo en casi todas las fechas con el equipo que defendió la Crema en el 2001 y 2002. Viajó a Sullana. A los antiguos Mansiche y Elías Aguirre antes de la “modernidad mundialista”. 

La bandera tuvo dos importantes centros  de tribuna cuando no había Trincheras. Se peleó con los tombos para que sea el único trapo del alambrado en la Libertadores contra Velez porque en Norte ya no entraba ni un alfiler. También se comió el medio de la reja ese partido en Ica que fue suspendido, quedan imagenes de hermanos guerreando con los escudos que le quitaron a los tombos esa vez que la ciudad se volcó contra la barra.
La tela vivió intensamente el Apertura 2002 con Cappa destacando cada fecha en provincia donde se jugaba una final, sobre todo porque dos de los homenajeados de la bandera se jugaban el que terminaría siendo el último de sus títulos sudando la Crema. La tela volvió a vivir una vuelta emotiva después de dos años del Tricampeonato. También vivió pegada muy cerquita al cesped ese clásico ganado con gol de Vilallonga a los cagones en la nueva casa de cemento. La bandera ya era una estampa de la hinchada. 
La Libertadores 2003 y ese juego con las fechas por el aniversario de Racing de Avellaneda le permitió a la tela viajar y hacer sus primeras dos visitas a canchas fuera del perU con esa caracteristica suya: en la mochila de siempre, bien pegada a la espalda se rodó miles de kilometros y terminó primero en Buenos Aires para de ahí salir a Montevideo. Transitó esa Panamericana verde llena de vacas pastando y pasó la noche en la Republica Oriental del Uruguay en un albergue de mochileros entre vino y humo, ¡feliz!, antes de cumplir un sueño de vida.
Al día siguiente se amarraba al cemento del mítico Centenario desde temprano y despues metió tanta fuerza como las nueve gargantas que sonaron esa noche contra los de Nacional. Estuvo los noventa minutos y el primer partido lejos de su tierra terminaba dos cero abajo. Se comió la puteada de los que viajaron a Ferrari por la tonta expulsión y al mediocre hijo de puta de Aspauza que salió custodiado por dos policias del camerín al bus. Esa noche la tela en la espalda se fue del Centenario al terminal de buses cruzando el bosque. Todos juntos y con las camisetas puestas.
Unos días después Las Caras no entraría por sus dimensiones al estadio de Racing pero permitía que entre la Trinchera despintada que estuvo al frente de la barra en el Cilindro esa noche emotiva donde les empatamos allá, cuando celebraban cien años y por la Libertadores. Cantaron como locos desde el saque y le gritaron exageradamente el gol de Galliquio en la cara a los locales cuando la fiesta no era de ellos. La bandera que no vivió el partido en la cancha, recibía al equipo en el hotel entre el canto y bengalas, amarrada en lo alto de una verdulería de esquina con esa estampa suya que llama tanto la atención. El Puma se haría una primera foto con ella esa mágica noche copera de verano en Argentina. 
Seguiría pasando el tiempo, época de fuerza mejorando el alambre de la popular en el Monu con nuevas frases de eso que todos queremos decirle a Universitario, así también aparecían nuevos aliados de genética telera. La bandera viajó a provincias donde nunca había estado, le toco ir a Cuzco, Arequipa. Después a Huaraz y Tacna. Se despintó un poco con algunas de las lluvias o con la granizada terrible de Huancayo en el estadio chico. La gente le agarró mucho cariño y ya era común ver que se acercaban antes, después o incluso en el entre tiempo de los partidos para hacerse una foto con ella; solo, el grupo, con la enamorada, el hijo o la familia entera, “¡todavia no la descuelguen por favor, una foto con ella!”, perfecto. Alguna vez apareció con unos cortes por algun fotógrafo que simpatiza con los del frente y le hinca no tener arte en el water, seguro lo hizo con las tijeras de su peluquería. La bandera lógicamente les da envidia.
El tiempo no para y la tela seguía presente, siempre de la Trinchera para el lado derecho, lugar donde no empezó pero donde terminó consolidandose, fue fondo de escenario para aniversarios de la U, de la barra e incluso para la navidades del niño Crema. Y llegó el emotivo partido homenaje del 22, luego de esa fecha el lienzo cerraría una etapa de frecuencia extrema en el alambre y ya no estuvo siempre en provincia aunque si estaba de local.
Una decisión poco pensada y el momento mas difícil para Las Caras.El dinero fue más que la pureza y de eso se arrepiente toda la vida, el pueblo lo sabe. Cuando decidió cruzar las fronteras del color y de lo que el alma manda colapsó el concepto inicial de la bandera, la razón de su creación. La tela no apareció hasta el día que le dió cara al que ya no estaba mas ahí. Esa vez, sobre el rostro habia una manta negra con las inscripciones QEPD pero por detras del alambrado se podía ver aun la imagen del mercenario y los teleros pensaron que podía ser una ofensa para el hincha radical común que sintió que le robaron algo de adentro.

Así se cortó la cara la misma fecha y la bandera apareció con un vacío, un hueco casi redondo que llenó una U de otra bandera. Fue radical y duro. Se perdió algunos meses hasta que regresó al alambrado de Norte como ahora se ve, mas pequeña y con el “Gracias” sobre el cabello de Carranza del 93.
El aeropuerto Jorge Chavez sería testigo del encuentro de cuatro integrantes del grupo que maneja la bandera dirigiendose a ver a la U en Piura con el ex del lienzo, se iba a dirigir a sus chicas que jugaban en Chimbote pero dormian en Trujillo. Esa noche le dijeron todo lo que tenian pendiente y que guardaban. Restregada de billetera en cara (porque lo suyo fue el metal), choque, empujones con el ex entrenador pavo, delgado, vilchez, un utilero y no con los otros jugadores que aflojan y piden calma, otros se hacen los desentendidos y abordan. Los cuatro lo necesitaban. Los que estuvieron esa noche y cuentan, saben que las palabras las tiene tatuadas en el cerebro para toda la vida.  
Han pasado ocho años y la tela siempre termina apareciendo aunque definitivamente ya no con la frecuencia de antes. La última vez que abrazó Norte en el Monumental fue contra los cagones de Nacional de Medellín en el 2007 por la Sudamericana.
En el 2010 la Dos Caras cumple diez años al frente de Norte con esa destello solo suyo de Lolo y el Puma. Esa imagen simétrica, única de los genéticamente puros, siempre solo una camiseta como nosotros. Ese año promete regresar para estar nuevamente en todas las canchas como ya lo hizo en dos torneos sin perderse una sola fecha. Regresará para continuar el homenaje y para crear morbo en las canteras del club por el próximo.

mayo 3, 2008 - Posted by | especiales | ,

1 comentario »

  1. sssssssssssssssiiiiiii claro k la U es mucho mejor equipo k los otros equipos por eso mi corazon ES … SERA … POR CIEMPRE CREMA …. HASTA LA MUERTE ….
    LLORE KIEN LLORE SOU Y SERE POR SIEMPRE CREMA DE CORAZON

    Comentario por percy malaver collantes | octubre 24, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: